12 julio, 2024

Estilo minimalista, este hogar juega con la madera y el minimalismo

3

El estilo minimalista ha evolucionado a un nivel increíble usando elementos naturales. Esta casa de ensueño es la prueba.

El estilo minimalista es mucho más que pureza. “A veces, lo que consigue mantenerse con el tiempo, se estropea por la mano humana”. Así de rotundo es Iván Andrés, uno de los hermanos del estudio de arquitectura gallego Arrokabe, encargados de la reforma de este edificio en el Casco Vello Alto de la ciudad de Vigo. Un proyecto un tanto inesperado: por el inmueble y por lo que encontraron en su interior.

Construído en torno a 1932, sus cinco pisos ya hacen más que especial a este edificio, que combina una altura y una estética moderna con una forma de construcción tradicional de muros carga de piedra de más de 20 centímetros de ancho. “No lo firmaría si lo tuviera que hacer ahora. Me parece muy audaz”, dice Andrés. Sin embargo, el gran tesoro, y parte del mérito de que la estructura se haya mantenido en tan buen estado, se encuentra en el interior.

Edificio antiguo.

La madera

“Nos encontramos unos forjados en madera de pino tea muy bien hechos, muy bien estructurados, de un valor patrimonial muy alto. Quisimos mantenerlos a toda costa, lo que determinó en gran medida lo que sería el resto del proyecto”, explica.

Según cuenta Iván Andrés, a finales del siglo XIX en Galicia no se contaba con madera de gran tamaño, lo que limitaba en gran medida la construcción y el tamaño de los edificios. Fue entonces cuando comenzó a importarse madera de pino tea de Estados Unidos, una conífera muy longeva, de crecimiento lentísimo y anillos muy pequeños. La madera perfecta para este tipo de trabajos.

Escaleras de madera y metal.
Muro con madera.
Pasillo con paneles y pisos de madera.

El resultado estilo minimalista

Empezó entonces un trabajo casi de cirugía fina para devolverle a la estructura todo su esplendor. “Hubo que tratar alguna zona de termitas. Pero el mayor de los daños venía de una antigua reforma muy mal hecha que había destrozado alguna de las zonas”, añade Andrés.

El proceso no trató en ningún caso de hacer parecer antiguo lo nuevo, sino de contar esta nueva historia del edificio, esta nueva vida. Se trataba de dar valor al proceso. Para ello, rehicieron las partes de la estructura perdida con castaño y eucalipto, maderas de la zona que marcaban la diferencia entre el hoy y el ayer, y utilizaron las tablas antiguas en mal estado para remates en los falsos techos.

El edificio y este proceso inicial de recuperación del forjado fue, sin duda, el punto de inspiración de la vivienda, desde donde partió todo. “Quisimos marcar esa evolución a través de una estética equilibrada entre lo clásico y la necesidad de modernidad, lo contemporáneo”, explican desde Arrokabe. Una armonía que cristalizó en espacios sobrios, grandes alturas libres y ventanales desde donde entra la luz a raudales. Un estilo minimalista impecable.

Gabinetes y encimera.
Cocina de madera.
Repisas de madera mesa de mrmol pisos de madera.

Sostenibilidad

“La clienta, una mujer joven con hijos, tenía bastante claro lo qué quería hacer con él. El bajo se reformó como local comercial. En la primera planta se creó un departamento para alquilar y, en las últimas plantas, se ubicó el tríplex para ella y su familia. Además, para ella era importante que la casa fuera lo más sostenible posible en cuanto a eficiencia energética, saludable y lo más local posible en cuanto a materiales, decoración, etc.”, añade.

La cocina fue otra de las grandes protagonistas en el proyecto. Concebida como zona de reunión familiar y de planes con amigos, se ubicó en un lugar predominante, junto a un gran ventanal con unas impresionantes vistas a las islas Cíes.

Repisas de madera con utensilios de cocina.

Su estética, de estilo minimalista y muy funcional, se rompe con una isla en mármol verde con veta preciosa, que se repite en la zona del fregadero. Coronando la isla, se colocó una lámpara de porcelana diseñada expresamente para el proyecto por el artista gallego Pablo Barreiro. Cuando se enciende, la luz traspasa el material creando una atmósfera especialmente cálida.

Elevar el upcycling

El equipo de Arrokabe no solo se encargó del proyecto de la reforma, sino que asesoraron con el interiorismo y diseñaron algunos de sus muebles y accesorios. Y, de nuevo en esta última fase y como un proceso circular, los forjados sirvieron de inspiración y materia prima. “Quisimos recuperar algunas de esas tablas que habían sido destrozadas y ubicarlas de nuevo en la casa con otros usos. Por ejemplo, la estructura de la cama de uno de los dormitorios se creó con estos materiales”, explica Iván Andrés.

Mesa y banco de madera lmpara de pie.
Sof lmparas de techo alfombra.
Mesa y banco de madera florero maceta ventana.

Además, en la recámara principal también se incorporaron algunas de estas tablas en forma de mural multiusos, de forma que, cuando no se utiliza la tina colocada al lado, las tablas se convierten en una especie de bandejas que la cubren y la convierten en una cómoda mesa de centro para la lectura o tomar el primer café de la mañana.

En definitiva, una forma coherente de entretejer la arquitectura del edificio con el objeto final que la habita, la vida pasada del edificio, con su presente y futuro, y que demuestra que la evolución natural no solo es buena, sino necesaria.

Cama tina ventana pisos de madera.
Pisos de madera.
Cama infantil juguetes ventana.
Escaleras de madera marco de madera.
Puerta y escaleras de madera.

Fuente : Artículo publicado originalmente en AD España..

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720