17 julio, 2024

Elegir el suelo laminado que mejor se adapte a su cocina

7

Los pavimentos vinílicos en rollo y modulares como los LVT y los suelos cerámicos, generalmente se consideran como la mejor opción para colocar en una cocina,  debido a su capacidad para resistir el agua y la humedad.

Los suelos laminados pueden ser instalados en zonas especiales como cocinas, para ello hay que tomar varias precauciones antes de ser instalados. Debido a la presencia constante de humedad, se deberá tener un cuidado y mantenimiento especiales. En primer lugar, deberá elegir un suelo laminado que sea altamente resistente al agua y deberá asegurarse de que las uniones entre las tablas queden muy ajustadas al instalarlo. Esto asegura que no haya espacios y evita que la humedad penetre en al núcleo de la tabla, donde contiene los materiales compuestos de madera.

Las juntas entre las tablas se pueden sellar con sellador de silicona para darle mayor resistencia frente al agua y humedad. Incluso los suelos laminados resistentes al agua de buena calidad pueden sufrir daños por la presencia constante de agua y humedad.

Beneficios de los suelos laminados en cocinas

Ventajas de usar suelos laminados en cocinas

• Asequible

• Duradero

• Fácil de limpiar

• Fácil de instalar

Asequiblelos suelos laminados son relativamente económicos en comparación con el resto de alternativas en el mercado. Su capa de diseño impresión digital, brinda un aspecto más natural, sin tener que incrementar los costes de fabricación.

Durabilidad: Los laminados, presentan una capa de uso, que lo hace altamente resistente a los arañazos y las manchas. Esta resistencia lo convierte en una buena opción para áreas con mucho tránsito, y una mayor resistencia al agua, requisito esencial para instalar un suelo en cocinas. Los períodos de garantía varían según la calidad del producto, pero la mayoría de los suelos laminados vienen con una garantía mínima de 10 años. En Tarkett ofrecemos una garantía residencial de 25 años.

Fácil de limpiar: los suelos laminados requieren una rutina de limpieza simple de limpiar, aspirar o barrer. Los derrames de la cocina y las manchas de comida se limpian fácilmente con un trapeador húmedo con agua tibia y un limpiador suave.

Fácil de instalar: Laminados o ‘pavimentos flotantes’ se instalan sobre un suelo base de espuma con propiedades de aislamiento acústico y a la humedad. Esto significa que,  no hay necesidad de pegar o clavar las tablas a la superficie. Permitiendo que la instalación sea un proceso fácil y sencillo, y que un usuario con conocimientos básicos de bricolaje puede instalarlo el mismo, siguiendo unos simples pasos como: Hacer clic, bloquear o doblar y bloquear. Permitiendo realizar la obra en tan solo un día, de pendiendo del tamaño de la superficie.

Inconvenientes que podrían tener un suelo laminado en cocinas

Contras de instalar un suelo laminado en la cocina

• Sensibles al agua y humedad

• Difícil de reparar,

Sensibles al agua y humedad: Hay que tomar todas las precauciones si se va a instalar un laminado en una cocina. Para evitar filtraciones de agua a través de las juntas de unión y lleguen hasta el núcleo de la tabla, donde su composición de tablero, lo hace muy vulnerable y  y las tablas se doblarán y/o abarquillarán, causando daños permanentes e irreversibles.

Difícil de reparar: si un suelo laminado sufre daños por humedad en el suelo base o penetración de agua entre las juntas por una incorrecta instalación, puede ser difícil de reparar. Si el problema es aislado, es posible reemplazar algunas tablas, sin embargo, dependiendo de la vida útil del suelo, será difícil encontrar tablas que sean exactamente iguales. La fabricación de los suelos laminados continúa evolucionando y regularmente se lanzan nuevos diseños y colores por año. Si no puede aislar el daño o encontrar la misma referencia, la única solución es eliminar todo el suelo y reemplazarlos.

Fuente : Tarkett

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720