17 julio, 2024

Cómo los arquitectos paisajistas están asumiendo el carbono incorporado

arqui 1

“Los arquitectos paisajistas han iniciado conversaciones sobre el carbono incorporado. Nos damos cuenta de que ya no podemos ignorar las partes grises”, sostuvo Stephanie Carlisle, investigadora principal del Carbon Leadership Forum y la Universidad de Washington, durante el primero de una serie de seminarios web organizados por el Comité de Biodiversidad y Acción Climática de ASLA.

Las piezas grises representan el hormigón, acero y otros productos manufacturados en los proyectos y las conversaciones producidas están sentando las bases para dejar de utilizar estos materiales. Los arquitectos paisajistas líderes climáticos que impulsan estas conversaciones ofrecen formas prácticas de descarbonizar los proyectos y especificar materiales bajos en carbono.

«El entorno construido ahora representa el 40% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero», mencionó Carlisle. Y con el crecimiento demográfico, “se espera que el parque inmobiliario mundial se duplique en los próximos 40 años, lo que significa una nueva ciudad de Nueva York cada mes”. Además, esto denota que “se pretende que el carbono incorporado represente más de la mitad de las emisiones de la construcción desde ahora hasta 2050”.

En el caso de los paisajes, aproximadamente el 75% de las emisiones provienen del carbono incorporado. Estos se generan por la extracción, fabricación, transporte e instalación de materiales de paisajismo. El otro 25% proviene de operaciones: iluminación, sistemas de agua y mantenimiento. “Los proyectos paisajísticos son infraestructura. Están altamente diseñados. Comparten los mismos materiales con edificios, carreteras y puentes”, dijo Carlisle. «Los parques y otros paisajes también pueden ser superficies duras que utilicen hormigón y acero».

El Plan de Acción Climática de ASLA busca eliminar las emisiones de carbono incorporadas de los proyectos para 2040. La forma en que los arquitectos paisajistas pueden hacerlo es rastreando el potencial de calentamiento global (GWP) de los materiales que especifican. La evaluación del ciclo de vida (LCA) es el estándar global para medir el GWP de un proyecto. Cubre la energía y las emisiones provenientes de la fabricación de materiales, el proceso de construcción, el uso de los materiales y su reutilización, reciclaje o eliminación al final de su vida útil.

Cómo los arquitectos paisajistas están asumiendo el carbono incorporado - Imagen 3 de 6

En el pasado, las LCA generalmente se centraban en los edificios, pero Carlisle y los arquitectos paisajistas están liderando un cambio sobre las LCA de proyectos completos, que también incluyen el uso de energía y agua, y las emisiones de los paisajes y la infraestructura que rodean los edificios. Existe una variedad de herramientas para medir los impactos de los proyectos, incluidas herramientas profesionales de LCA, calculadoras de carbono, herramientas de LCA de diseño integrado en edificios completos y bases de datos de productos.

Otra forma de medir el GWP es mediante declaraciones medioambientales de productos (EPDs), que deben ser desarrolladas por los propios fabricantes de los productos. Las EPDs identifican las emisiones de carbono de los productos y son complementarias de las LCA de todo el sitio. «Los diseñadores pueden utilizar ambos modelos». Carlisle expresó que las LCA “no deberían ser sólo para proyectos especiales”, sino también ser parte de los servicios centrales de diseño de los arquitectos paisajistas. «Este es el camino hacia las cero emisiones».

También instó a los arquitectos paisajistas a:

  • “Construir menos y reutilizar más
  • Diseñar más ligero e inteligente
  • Utilizar alternativas bajas en carbono
  • Adquirir productos con bajas emisiones de carbono
  • Minimizar las perturbaciones del sitio
  • Y aumentar el secuestro de carbono”.

Pero señaló que los arquitectos paisajistas deberían ser realistas sobre cuánto tiempo lleva almacenar carbono en suelos y plantas. En todos estos esfuerzos, “los arquitectos paisajistas están detrás del juego”, argumentó Chris Hardy, ASLA, PLA, asociado senior de Sasaki, fundador de Carbon Conscience y arquitecto paisajista que lidera la descarbonización de la profesión. «Los arquitectos nos llevan unos 10 años de ventaja».

Cómo los arquitectos paisajistas están asumiendo el carbono incorporado - Imagen 4 de 6

Si bien todo el proceso de LCA del edificio se ha codificado durante más de cinco años, todo el enfoque de LCA del proyecto se ha desarrollado recientemente a través de la herramienta Pathfinder de Climate Positive Design. Hardy recomendó que los arquitectos paisajistas se centraran en el carbono incorporado de los productos y sus reemplazos; el proceso de construcción; y la economía circular, incluida la forma en que se reutilizan o reciclan los productos al final de su uso en los paisajes.

Los arquitectos paisajistas también tienen la capacidad única de almacenar carbono en los paisajes a través de suelos, plantas y árboles. Esto presenta una gran oportunidad. Pero señaló que la capacidad de almacenamiento de carbono varía ampliamente según el tipo de ecosistema. «Los humedales, las marismas y los manglares tienen una alta capacidad de almacenamiento de carbono, seguidos de los bosques y las praderas».

En Sasaki, desarrolló la herramienta Carbon Conscience para “cambiar la conversación durante las etapas de concepto y planificación” de un proyecto, cuando la oportunidad de reducir las emisiones es mayor. La herramienta permite a los arquitectos paisajistas ver los impactos de carbono de diferentes escenarios del sitio. Hay 260 usos paisajísticos y 250 de construcción disponibles. Pronto, los arquitectos paisajistas podrán transferir sus diseños conceptuales de Carbon Conscience a Pathfinder de Climate Positive Design, donde se podrán realizar cálculos de carbono más detallados, basados ​​en elecciones de materiales específicos.

Cómo los arquitectos paisajistas están asumiendo el carbono incorporado - Imagen 2 de 6

«Tenemos la misión de descarbonizar», dijo Pamela Conrad, ASLA, PLA, fundadora de Climate Positive Design, quien ha liderado la descarbonización de la arquitectura paisajística durante cinco años. «Hace siete años, cuando trabajaba en el proyecto Treasure Island frente a la costa de San Francisco, me di cuenta de que los arquitectos paisajistas estaban conversando sobre los impactos climáticos como el aumento del nivel del mar, pero no sobre la huella de carbono de nuestros proyectos».

Cuando Conrad empezó a hacer números, descubrió que un paisaje que ella había diseñado tardaría 200 años en compensarse. Pero con algunos ajustes que mantuvieran la integridad del diseño, ese tiempo podría reducirse a 20 años. “Fue un momento de despertar. Me di cuenta de que necesitamos cambiar la situación habitual”.

Conrad presidió el grupo de trabajo que creó el Plan de Acción Climática de ASLA en 2022. En él, describió los objetivos basados ​​en la ciencia que los arquitectos paisajistas deben alcanzar. “Para mantener al alcance el límite de calentamiento global de 1.5°C (2.7°F), debemos reducir las emisiones de nuestro proyecto a la mitad para 2030. Y luego debemos llegar a cero emisiones y duplicar nuestras tasas actuales de secuestro de carbono para 2040”.

Conrad ha estado rastreando el desempeño de carbono de los proyectos de arquitectura paisajística. Hasta el momento se han presentado a Pathfinder más de 10.000 proyectos, y en conjunto darán como resultado la plantación de 1.9 millones de árboles, lo que equivale a retirar 400.000 automóviles de las carreteras. Pero es necesario hacer mucho más. Los arquitectos paisajistas deben adaptar aún más su forma de diseñar para tener en cuenta el GWP de los proyectos.

Conrad los animó a aplicar estrategias prácticas:

  • “Incorporar infraestructura para caminar y andar en bicicleta
  • Utilizar materiales recuperados y reutilizados
  • Sustituir el cemento por otros materiales con menor carbono incorporado
  • Reducir las perturbaciones del sitio que impactan el carbono almacenado en los suelos
  • Restaurar los ecosistemas
  • Incrementar las plantaciones
  • Ser creativos con la ecologización”

«Y simplemente recurrir a productos locales puede reducir las emisiones del transporte entre un 15 y un 20 por ciento». A medida que Pathfinder y Carbon Conscience sigan desarrollándose, los arquitectos paisajistas también necesitarán colaborar más con arquitectos e ingenieros en materia de descarbonización. Con su capacidad para almacenar carbono en los paisajes, pueden desempeñar un papel aún mayor en la reducción de los impactos climáticos del entorno construido.

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720