17 julio, 2024

Cómo limpiar vidrio esmerilado

3

El vidrio esmerilado, también conocido como vidrio escarchado, requiere un poco más de cuidado porque su superficie está texturizada. Para limpiarlo correctamente, primero deberás tener en cuenta el lugar donde se encuentra el vidrio y si necesitas limpiarlo sin moverlo de su lugar. Por ejemplo, una ventana esmerilada se limpiará de manera diferente a una pantalla de lámpara esmerilada porque es necesario limpiar la ventana en su lugar. Esto te ayudará a elegir el limpiador y las técnicas adecuadas para el trabajo. Después de eso, todo lo que necesitarás es un poco trabajo arduo para que el vidrio esmerilado quede limpio y reluciente.

Rocía un limpiador de ventanas común en toda la superficie de la ventana. Estos son limpiadores alcalinos o a base de amoníaco que están diseñados para limpiar ventanas, como el Windex, incluso si están esmeriladas. Simplemente rocía la superficie hasta que quede completamente humedecida. Será necesario utilizar suficiente limpiador en la ventana para eliminar la mugre y la suciedad.[1]

  • Evita usar limpiadores a base de cítricos en las ventanas. Estos limpiadores son buenos para limpiar la escoria de jabón y los minerales de las puertas de las duchas, pero no son tan buenos para limpiar manchas y suciedad en general como los limpiadores comunes de ventanas.[2]
  • No uses un limpiador abrasivo para limpiar el vidrio esmerilado. La abrasión puede dejar rayones en la superficie esmerilada del vidrio.


Limpia la superficie con una toalla de papel.
 Frota toda la superficie con un movimiento circular. Ponle mucha atención y un poco de trabajo adicional en los codos en las áreas que sabes que están muy sucias.

  • Las toallas de papel frotarán la superficie lo suficiente como para quitar la suciedad y la mugre, pero no dejarán fibras en la superficie texturizada del vidrio de la manera en que lo harían los paños de felpa y otras toallas.


Seca la superficie con un paño de microfibra limpio y seco o una toalla de papel.
 Una vez que toda la ventana haya sido frotada un poco, solo tendrás que quitar los restos del limpiador. Usa una toalla seca limpia para que la superficie quede como nueva.

Consejo: a diferencia de las ventanas transparentes, no tienes que preocuparte por los rayones cuando limpias el vidrio esmerilado. Simplemente frótalo y trata de no dejar fibras o pelusas.

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720