15 abril, 2024

Un cuadro parte de la decoración en casa 3

22 UNIFICA COLORES Y ESTILO

En este salón se ha combinado un espejo con molduras, en el centro de la pared, con un cuadro de inspiración natural, a un lado, y dos grabados, al otro. El resultado, en conjunto, es muy armónico.

23 ¿QUÉ MARCO LE PONGO?

Si la obra es muy llamativa, no lo dudes, elige un marco discreto o prescinde de él. Por el contrario, si es muy suave o tenue, un marco potente puede darle presencia.

24 COLGADO SOBRE UN MUEBLE

Es la mejor manera para destacar ese mueble. Si está en una zona de paso, como en la imagen, lograrás darle personalidad propia.

25 APOYADO SOBRE UN MUEBLE

Puedes poner solo uno o bien crear una composición con varios cuadros siempre atendiendo al tamaño del mueble. Resulta muy decorativo.

26 ¿DE QUÉ TAMAÑO?

Lo mejor es probarlo sobre la zona en la que irá. Debe ser proporcional al espacio. Y piensa que si es blanco, como este, se verá más pequeño.

27 PARA CAMBIARLOS A MENUDO….

…Utiliza baldas ¡y haz combinaciones! Prueba las obras en distintos estantes hasta encontrar la fórmula que más te guste. Puedes intercalarlas con objetos decorativos. Y cuando te canses de ellas, cámbialas de sitio o sustituye alguna. ¡Es muy fácil!

28 COMPOSICIÓN SIMÉTRICA

Es la más clásica y con la que seguro que aciertas de pleno. Mismo número de cuadros arriba y abajo, dejando la misma medida de separación entre uno y otro, formando un cuadrado o un rectángulo perfecto, como el de la imagen. La mejor opción para crear sensación de orden.

29 MEZCLA FORMAS

Cuadros y espejos de diferentes formas y tamaños se dan cita en esta pared creando una composición libre que genera espacios muy creativos y personales.

Las medidas, el marco, la ubicación, la composición… Resolvemos todas tus dudas para que des vida a las paredes de tu casa con cuadros. ¡Redecora tu vida!

En la pared del sofá: ¿Uno o varios?

Tanto si vas a poner una o dos cuadros, su tamaño no puede ser mayor que el ancho del sofá. Cuélgalos centrados, a 20 o 30 cm del sofá y ten en cuenta la altura del techo. El centro del cuadro debe quedar a la altura de los ojos.

¿Quieres iluminarlo?
 Un aplique a unos 20 cm del cuadro es la opción clásica para realzarlo. Si lo haces con focos desde el techo, que queden a un ángulo de 30° del cuadro.

¿Cómo los distribuyo en una pared?

Cuando cuelgues varios cuadros en una pared no pienses en cada una de las obras por separado, debes visualizarlas todas en conjunto. Eso no quiere decir que las obras tengan que ser iguales, pero sí deben quedar en el mismo plano visual.

Marcos, ¿sí o no?

Depende de lo que quieras conseguir y del tipo de cuadro. Si la obra por sí sola tiene mucho protagonismo o colores muy vistosos puede ser que un marco “distraiga”. En cambio, cuando un cuadro es muy neutro, un marco te ayuda a “levantarlo”.

¿Colgar o apoyar?

También puedes destacar con un cuadro la pared de un mueble pequeño. Si lo cuelgas, el cuadro te ayudará a enmarcar el mueble. ¿Qué prefieres apoyarlo? Además de ser más práctico porque no tienes que hacer agujeros, puedes aprovechar para intercalar obras de distinto tamaño. Así creas un atractivo foco de atención sobre el mueble.

¿Cómo acierto con las medidas?

Tan malo es quedarse corto con el tamaño del cuadro como elegirlo demasiado grande. Para acertar con la proporción justa lo mejor es probarlo. Que alguien te ayude y aguante el cuadro donde quieras ponerlo y tú, mientras, haz una foto. De este modo verás si queda muy grande o pequeño con respecto a un mueble o el tamaño de la pared.

¿Y si quiero cambiarlos a menudo?

Puedes usar una o varias baldas en una misma pared para exponer ilustraciones, fotos, grabados… Cuélgalas a unos 40 cm de distancia. Hay baldas que son perfectas para apoyar: son más estrechas y con un reborde para que los cuadros no resbalen.

Buenas composiciones

Simétrica. Es la composición más clásica. Los cuadros comparten tamaño, forma, marco y paspartú. Y están colgados a la misma distancia. Además, reproducen una forma geométrica, como un rectángulo.

Mezcla formas. Si quieres combinar obras con formas y tamaños distintos, tienes dos opciones: puedes hacer que el conjunto forme una figura compacta (cuadrado, rectángulo…) o, si no es así, los caminos o espacios entre obras deberían ser todos iguales.

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720