19 abril, 2024

Ni para ti ni para mí: 10 ideas y fotos de cocinas SEMIABIERTAS que inspirarán tu próxima reforma

2

Si no te decides entre una cocina abierta o cerrada, estas opciones son para ti. Con todas las ventajas de ambas opciones, esta cocinas son cómodas, prácticas y ¡muy amplias!

¿Cocina abierta o cerrada? Es una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos cuando vamos a reformar una casa. Y es que ambas tienen ventajas (y desventajas) que hay que tener en cuenta. Por eso, es importante que te hagas ciertas preguntas: ¿cuánto espacio puedes ganar?, ¿cocinas a diario?, ¿hacéis vida en familia? Todas estas preguntas pueden ayudarte a decidir qué tipo de cocina quieres. Pero antes de continuar, debes saber que existen también las cocinas semiabiertas, un híbrido entre ambas opciones que puede ser la solución a todas tus dudas. Inspírate con estas ideas si estás pensando en reformar la cocina.  

Salón abierto a la cocina con una corredera blanca acristalada.

1 UNA GRAN CORREDERA QUE SEPARA Y UNE

Una de las mejores alternativas para contar una cocina semiabierta es instalar una pared y puertas acristaladas. Con esta solución podrás disfrutar de las ventajas de una cocina cerrada cuando las puertas estén corridas, pero sin sacrificar la luminosidad y la amplitud. Y, cuando las puertas están abiertas, ambas estancias están unidas. Una opción ideal para contar con una cocina semiabierta, con todas las ventajas de las dos opciones. 

Cocina abierta al salón con cerramiento acristalado.

2 CON UN CÓMODO PASAPLATOS

Otra opción de cocina semiabierta es instalar un pasaplatos acristalado que ayude a que la luminosidad viaje entre las estancias. Esta opción mantiene la cocina separada del salón, pero también ofrece un espacio amplio y abierto. Además, se ha creado una cómoda barra de desayunos en la zona del salón, pero con acceso a la cocina. 

Cocina semiabierta al comedor.

3 MANTENIENDO SU ESPACIO

Si quieres mantener la cocina separada del comedor, pero sin renunciar a la amplitud de una cocina abierta, esta alternativa es ideal. Se trata de crear una península que sustituya la pared y haga las veces de pasaplatos al tiempo que amplía el almacenaje de la cocina. Para resaltar más su separación, la pared baja un poco, creando la sensación de una ventana abierta en la pared. Es una idea de la interiorista Paula Duarte.  

Cocina semiabierta al comedor.

4 ABIERTA, PERO A MEDIAS

Esta cocina semiabierta al comedor, planificada por la interiorista Asun Antó, es ideal si no quieres que las dos estancias estén completamente unidas, pero tampoco separadas. Con una apertura en la pared y el acceso a la cocina, la interiorista colocó una especie de barra que se convierte en encimera en la zona de la cocina. Se trata de un diseño ideal para tener las dos estancias conectadas, pero visualmente separadas. 

Cocina semiabiera con puertas correderas

5 UNA CORREDERA MUY DISCRETA QUE SEPARA

Una gran puerta corredera en casonetto puede ser la opción ideal para tener una cocina abierta o cerrada según las circunstancias. Es una opción ideal para cocinas con poca luz natural, de manera que así la luz viajará entre los espacios en cualquiera de las situaciones. 

Cocina semiabierta con corredera y ventana.

6 CON EFECTO MODERNO

Si la cocina es grande, además de una corredera, puedes instalar un gran ventanal entre las estancias que potencie esa sensación de cocina abierta y espacios comunicados. En este salón con comedor, la interiorista Natalia Zubizarreta se decantó por una puerta corredera y ventanales con perfilería negra, aportando un look moderno y que destaca la presencia de estos elementos. 

Cocina semiabierta con suelo continuo de madera.

7 CON UNA PARED DE CRISTAL QUE SE FUNDE CON EL PASILLO

Una forma de potenciar ese efecto de cocina semiabierta es mediante elementos como el suelo o la carpintería. En esta cocina, la interiorista y estilista de El Mueble, Olga Gil-Vernet, colocó un suelo continuo en toda la casa que regala amplitud y une los espacios. También creó una pared acristalada que delimita y separa los espacios, pero que se funde con el diseño de la pared del pasillo, con un arrimadero con el mismo diseño.

Cocina semiabierta.

8 SEPARADA PERO A MEDIAS

Si quieres crear un efecto industrial en tu cocina semiabierta, apuesta por una pared con perfiles negros, paneles opacos en la parte inferior y cristales en la superior. Este elemento ayuda a separar los espacios y delimitar sus usos al mismo tiempo que los mantiene unidos. 

Cocina pequeña semiabierta.

9 UNA COCINA PEQUEÑA Y SEMIABIERTA

Cuando el espacio escasea, pero quieres mantener las estancias algo separadas, una idea fantástica es eliminar la puerta de acceso a la cocina, dejando un cómodo paso que regala amplitud a ambas estancias. Es lo que se hizo en esta cocina, en la que la pared que da al salón sustenta la televisión, mientras que en el lado de la cocina se ha colocado un cómodo colgador para trapos y bolsas.

Cocina con barra de cocina y persiana motorizada.

10 CON UNA PERSIANA

Esta idea te permitirá tener una cocina abierta o cerrada cuando quieras gracias a su persiana motorizada. Colocada sobre la barra de desayunos, es ideal para cerrarla cuando no se está usando o abierta si tienes visitas y quieres seguir cocinando mientras tus invitados están en el salón, por ejemplo. 

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720