15 abril, 2024

Le Cottage

por Jessie D’Angelo

El color como expresión que no se limita a las paredes. Los techos empapelados intensifican el efecto.Vinicios Barros

Para preparar el espacio, la interiorista Jessie D’Angelo decidió prescindir de los muros originales del ambiente (que solían dividir el dormitorio, una pequeña biblioteca y el walking closet) y, en su lugar, descubrió una vista prístina que se percibe desde el momento en que se ingresa. Eso la remitió a la fantasía de una pequeña cabaña frente al lago, un refugio para retirarse con la familia. Esa imagen le permite reflexionar sobre el estilo de vida contemporáneo lejos de la ciudad. También se percibe una intención de repensar las casas temporales de tal manera que contengan todas las comodidades, el diseño y el arte, y puedan volverse incluso los hogares principales por su calidad de vida.

La decoradora es conocida por su destreza para combinar colores y estampados en tonos suaves, con resultados frescos e interesantes. Esta vez, sin embargo, optó por un verde intenso para la sala principal, que se enfatiza con el papel tapiz en el techo y con las pinturas geométricas y vibrantes de la artista Patica Jenkins

“El verde nace de la necesidad de meter la naturaleza de una manera más frontal, menos sutil en la casa”, aseguró la interiorista. “El interior tenía que comunicarse con la vista y cuando el sol de la tarde pega en los muros, se encienden”. Para Jessie D’Angelo, estas combinaciones más enérgicas se deben a que “todos, de alguna manera, tenemos una explosión dentro del cuerpo”, dijo. “Queremos gritarle al mundo que estamos vivos, que entramos a una nueva etapa, entonces el color es un grito. Yo creo que luego de estos dos años estoy bastante abierta, se me ha despertado la curiosidad por muchas otras cosas”, explicó D’Angelo.

Como es usual en sus espacios, se rescatan muchas piezas ya vividas para darles nuevo uso. Como el escritorio que bien podría haber sido una antigua mesa de cocina, y que se combina con una luminaria contemporánea y un mueble restaurado detrás, avivado por el fondo en papel tapiz y con retroiluminación. O como el collar naranja colgado a manera de adorno de pared, o la silla africana, objetos con sensación de pertenencia. El conjunto revela la impronta plácida de la diseñadora, pero también una mayor intensidad.

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720