14 abril, 2024

Ideas para decorar el dormitorio de matrimonio

Decorar el dormitorio de una pareja de casados es una elección muy personal. En vista de que se trata de un espacio destinado al descanso y a la tranquilidad, a la hora de la decoración varios elementos convergen para lograr la paz que la estancia requiere. La elección correcta de las tonalidades, los muebles, los accesorios textiles e incluso de la iluminación, serán claves para definir un espacio personal y lleno de energía positiva. Es por eso que aquí queremos darte algunas ideas geniales para decorar un dormitorio de matrimonio. ¡Escoge la que más se adapta a tus gustos!

1. Aspectos más importantes para decorar una habitación matrimonial

Dentro de los criterios más importantes para decorar una alcoba de matrimonio se encuentran los muebles y enseres, los colores, la iluminación y los textiles. Pero además de saber elegir estos diseños, te aconsejamos emplear un juego de combinación de tonos con una paleta de colores acertada que incluya tus gustos y la de tu pareja. A continuación te ofrecemos varias sugerencias a considerar en cada uno de estos elementos, agregándole un toque de personalidad que seguramente marcará la diferencia.

Colores y tonalidades de dormitorio

La elección más importante en la decoración de un dormitorio de matrimonio es la de los colores. Y es que la intensidad o simplicidad de los tonos tienen el poder de transmitir diversas sensaciones de acuerdo a los gustos de cada quien.

Dado que el dormitorio es un espacio pensado para el descanso y la tranquilidad, la elección de las tonalidades debe ir muy en consonancia con estas sensaciones. Es por ello imprescindible saber qué colores forman parte de una decoración antiestrés.

Los colores o tonalidades más adecuados para la DECORACIÓN DE UNA ALCOB MATRIMONIAL son aquellos que transmiten sensación de amplitud, luminosidad y limpieza, sin embargo, como te mencionamos anteriormente, no dejes de optar por una paleta de colores para hacer una combinación adecuada.

El color blanco o crema es excelente para combinar con otros tonos, y tiene la particularidad de hace que los espacios parezcan, visualmente, mucho más amplios.

La tonalidad gris cuanto más suave sea, aporta mayor calidez. Combina muy bien con otros colores y ofrece un toque de elegancia muy interesante para una habitación matrimonial con estilo.

Los tonos pastel como el verde o el rosa también aportan calidez y tranquilidad a cualquier estancia. Puedes optar por un tono base, y elegir los accesorios en el mismo color, pero en diferentes tonalidades. Por ejemplo, puedes pintar las paredes de un tono verde pastel y elegir un verde botella o verde musgo para combinar con la ropa de cama.

Los tonos marrones son elegantes y sofisticados para un dormitorio de matrimonio. Al ser un color muy personal, puedes decantarte por un tono más claro para los accesorios, de modo que crees un contraste entre el tono oscuro del marrón con el tono claro del resto de la estancia. Al aplicar este color en tu alcoba matrimonial te sorprenderá el resultado muy gratamente.

2. Elige los muebles del dormitorio

Otro de los aspectos importantes en la decoración es la elección de los muebles que integran una estancia matrimonial. El mobiliario marcará en gran medida tu estilo personal y el de tu pareja. Sin embargo, te recomendamos algunos tips generales para complacer distintos gustos, que pueden servirte de ayuda a la hora de elegir el mobiliario adecuado a tu personalidad.

En primer lugar debes de tener en cuenta las dimensiones de tu dormitorio. Si se trata de una estancia pequeña, es preferible elegir muebles más funcionales como por ejemplo: armarios con puertas correderas, canapés que te sirvan de almacenamiento, estructuras colgantes, entre otros.

No escatimes a la hora de elegir la cama, pues es el lugar en el que disfrutarás de tu descanso y por tanto debe de ser confortable. Elige un colchón que se adapte perfectamente a tu anatomía y necesidades físicas. Recuerda que la cama es el centro de atención de un dormitorio y en el tuyo, no será distinto.

Los muebles fundamentales para decorar una alcoba matrimonial son: la mesita de noche, la cama y el armario, por lo que es preferible que elijas el mismo estilo para todo. Piensa en el color de las paredes y elige tonalidades que combinen gratamente o que hagan un contraste llamativo, personal y con clase.

3. La elección de los tejidos del dormitorio

Otro aspecto a tener en cuenta en la decoración de un dormitorio de casados son los tejidos que combinarán con los muebles y con el color de la pintura. Existe una amplia variedad de telas a elegir. La clave está en combinar con acierto el diseño, el color, y la textura con el resto de componentes.

Cortinas

En el caso del tejido de las cortinas, puedes optar por dos estilos diferentes en función de la época del año.

En las épocas más frías como son el otoño y el invierno, elige telas más opacas y gruesas para que el frío no penetre a través de las ventanas.

En primavera y verano elige visillos más livianos y transparentes que dejen pasar la luz del sol y el aire.

Paneles japoneses

Una alternativa a las cortinas son los paneles japoneses, porque además de ser muy decorativos, están especialmente indicados para dejar pasar la luz del sol, por lo que resultan estéticos y muy funcionales a la vez.

Ropa de cama

Para la ropa de cama, también puedes guiarte por las estaciones del año. Opta por las telas cálidas como la franela para los meses más fríos y el algodón para los meses calurosos. Ten en cuenta los colores de la habitación y elige colchas y mantas a juego con la decoración.

Alfombras

Las alfombras para decorar el dormitorio de una pareja casada aportan mucha calidez a la estancia y consiguen aislar el suelo de la temperatura. Es por ello que están especialmente indicadas para los meses fríos, al ser realmente confortables en esta época del año.

Dentro de la decoración en tu habitación matrimonial puedes emplear también os estampados florales para un estilo romántico, también puedes optar por un estilo geométrico para un toque nórdico. Si tu personalidad es un poco más reservada y no quieres arriesgar demasiado, opta por los colores lisos.

4. La elección de la iluminación del dormitorio

La iluminación también juega un papel fundamental en un dormitorio matrimonial, pues en función de como esté orientada y de la intensidad, puede provocar diversas sensaciones.

Por ejemplo, si combinas diversos puntos de luz para crear un juego atractivo en el ambiente, puedes colocar algunos focos que dirijan su luz hacia los armarios o las cómodas, y colocar una luz difuminada en la mesilla de noche para propiciar una lectura agradable sin que llegue a ser especialmente intensa.

Elige bien la luz ambiental y evita las luces muy directas dirigidas a la cama. Lo ideal es que la luz general cuente con un regulador de intensidad para que puedas crear un ambiente más relajado en función del momento del día.

En cuanto a las lámparas, opta por pantallas de color claro, que dejen pasar la luz y que aporten claridad. De este modo convertirás tu dormitorio matrimonial en una estancia cálida y acogedora.

Decorar tu habitación matrimonial no es algo trivial, al contrario, debes ponerle mucho empeño y cuidado porque es la estancia donde recargarás cada noche las más altas energías para afrontar cada día. Por ello, te recomendamos tomar algunos de estos consejos sin dejar de darle tu toque personal. De esta forma te sentirás mucho más confortable y disfrutarás del descanso y la relajación que mereces. Y si eres amante de la filosofía oriental, también puedes aplicar algunas técnicas de Feng Shui para decorar tu dormitorio de matrimonio.

Hogarista

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720