16 junio, 2024

Ecosistema Doméstico: donde los espacios hablan

ARQUI6

Habitamos una naturaleza frágil, pero indómita. Nada perdura, nada está terminado ni es perfecto. Augusta Pastor y Santiago Roose crearon un laboratorio que activa los sentidos, donde la naturaleza interactúa con elementos asépticos que la potencian y protegen. La materia existente determina el espacio y no se decide después. La esterilidad del concreto ha retrocedido hasta la piedra. Es una visita emocional, una experiencia corporal que invoca al tacto y a la memoria. Allá afuera brotan micropaisajes: incidentes con vida propia que alteran el diseño humano.

Los espacios tienen algo que decir, créanlo. Si bien, algunos tenemos que hacer el esfuerzo para entablar dicha comunicación, lo cierto es que Augusta Pastor y Santiago Roose tienen ese don. Esta dupla apasionada por el diseño de líneas limpias y de cortes arquitectónicos se pone a la escucha atenta de lo que el espacio tiene que revelar porque es precisamente en ese instante en el que nace la inspiración.

Inspiración que se nutre de diversas fuentes tanto estéticas como conceptuales. –“Por el lado estético nos interesa la arquitectura silenciosa y los jardines naturalistas que contrastan y armonizan a la vez con ella, mientras que, desde un aspecto más conceptual, despierta nuestro interés la experiencia sensible, el paso del tiempo y la necesidad de habitar en armonía con la naturaleza”-.

El diccionario define ecosistema como una comunidad de seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí en un mismo ambiente. Justamente, “Ecosistema Doméstico” consiste en un conjunto de espacios articulados entre sí en una interacción compleja. – “Eso es lo que es para nosotros una casa o cualquier espacio habitado. Las estancias deben estar listas para permitir esta interacción a varios niveles, entre personas, objetos, plantas y todo lo que habita un lugar. Y además, preparadas para cambiar con el tiempo e incorporar dichos cambios a su estética y funcionalidad. Creemos que no existe la manera correcta de vivir, eso le compete a cada uno. Es en ese momento en que entramos a crear lugares que propicien el desarrollo y el bienestar de las personas en los espacios de mayor intimidad”-.

Lo más digno de destacar en el ecosistema es la limpieza y la sobriedad de una cocina que está hecha para inspirar a quien cocina; un comedor que parece sacado de la tierra misma, así con imperfecciones e irregularidades, donde además se aprecia el sutil ritmo de una colección de piezas únicas. Y por supuesto, la magia de los micropaisajes creados en un jardín cercano e inteligente.

Luz, abundante luz, texturas, colores y materiales naturales, al igual que esta pareja de creadores, podemos despertar nuestros sentidos y darnos la oportunidad de descubrir lo que los espacios tienen que decir.

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720