19 abril, 2024

Decorar y proteger tus paredes con ZÓCALOS: Ideas con mucho estilo

ARQ2

Además de ser funcionales y proteger nuestras paredes, los zócalos o arrimaderos también son un elemento decorativo a tener en cuenta

Descubre las posibilidades de los zócalos y arrimaderos. Una pieza de decoración, muchas veces subestimada, pero que marca la diferencia de forma radical.

Primero de todo, queremos resaltar el poder funcional de los zócalos, ya que son un elemento que protege nuestras paredes de posibles rayadas o golpes. Además, nos permiten esconder imperfecciones como los estucados mal acabados, las grietas, los cables o las juntas irregulares.

¿Qué es un zócalo o arrimadero?

Un zócalo o arrimadero es una banda horizontal de madera, azulejos, tela, papel pintado, etc., que sirve para adornar o proteger la parte inferior de la pared. En cuanto a su tamaño, puede levantarse unos pocos centímetros del suelo o llegar sobre la mitad de la pared.

Ahora sí, nos adentramos en la infinidad de posibilidades deco de los zócalos y arrimaderos. Cómo ya hemos visto en otras ocasiones con las molduras y su poder decorativo, estos adornos verticales añaden calidez, sofisticación y elegancia, pero todo dependerá del color, material y estilo. Aquí una recopilación de algunas ideas de decoración para ayudarte a incorporar zócalos en tus paredes.

IDEAS PARA DECORAR CON ZÓCALOS Y ARRIMADEROS

Zócalos de un color distinto al de la pared

Los zócalos nos permiten jugar con el color de las paredes. En este caso, se ha combinado una pintura roja con un zócalo de madera en blanco. Un recurso ideal para aumentar la sensación de amplitud del comedor. Además, en la parte izquierda de la sala, el zócalo esconde una estantería a medida que funciona como pequeño office.

Este proyecto; de la interiorista Pia Capdevila, es un claro ejemplo de como los zócalos o arrimaderos exceden sus funciones prácticas y se convierten en verdaderos protagonistas de las decisiones decorativas.

Un toque clásico

Las molduras, rosetones y zócalos llevan intrínsecos los estilos clásicos y sofisticados. Su simple presencia eleva la elegancia de cualquier espacio, cosa que no significa que no sea compatible con casas modernas y estilos más contemporáneos. A decir verdad, un zócalo blanco es uno de los mejores recursos decorativos para evitar paredes lisas y desangeladas.

Zócalo moderno de madera

No todos los zócalos son blancos y de estilo clásico. En realidad, la definición de zócalo indica que es una banda horizontal de madera, azulejos, tela, papel pintado, etc. Con que se adorna o protege la parte inferior de una pared. En este caso, podemos ver que se ha elegido un arrimadero hecho de pequeños listones de madera. La modernidad y el minimalismo de este elemento es innegable.  

En una sola pared

Como bien hemos dicho, las opciones para decorar con zócalos son infinitas, y Westwing nos propone una de lo más original. En este estilismo, la marca alemana ha decidido incorporar un zócalo en una sola pared del salón. Un recurso muy inteligente si queremos añadir calidez a una zona, sin tener que recargar el resto; y si queremos mezclar estilos: por ejemplo, en este caso entrevemos toques clásicos, detalles de “tendencia bold” y un aura natural.

Rematar con zócalos

Una de las mejores formas de asegurarnos un acabado impecable es colocando pequeños zócalos en todas las paredes. Aunque pueda parecer una tontería, es un elemento decorativo que termina de redondear un trabajo de reforma, evitando posibles desajustes entre el parqué, la pintura o cualquier otro elemento que rompa con la armonía.

Zócalos de azulejos en el baño

Sí, los zócalos también pueden ser de azulejos, y es un recurso decorativo muy utilizado en baños, una estancia donde las baldosas son las auténticas reinas. Colocar un arrimadero de azulejos en todo el perímetro del baño nos ayudará a proteger las paredes del agua y la humedad.

Combinados con papel pintado

El arrimadero en blanco es la mejor opción para acompañar un papel pintado, sobre todo si este es de colores fuertes o de estampados muy llamativos. En este dormitorio se ha instalado un zócalo blanco a media altura – que, además, hace de cabecero- y se ha combinado con papel pintado de cuadros. Una combinación que coge presencia en toda la habitación y que guía los colores de la ropa de cama.

Zócalos en el dormitorio infantil, un ‘MUST’

Combinar el papel pintado con un zócalo de madera blanco es una idea de decoración perfecta para la habitación infantil. Funcionará como cabeceroprotegerá las paredes de los juegos de los niños y niñas y permite que el papel pintado luzca en todo su esplendor. Además, claro, de rebajar el color y presencia de los estampados más estridentes.

Zócalo de papel pintado

En este baño se ha colocado un  zócalo de papel pintado impermeable hasta la más de la mitad de la pared. Para rematarlo, se ha colocado un listón de madera blanco que hace de junta entre el papel y la pintura. 

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720