19 abril, 2024

Croquis y renders, ¿cuál es la diferencia entre ambos?

ARQ5

No, un croquis no es un render. Tal vez algunas personas nos hacen creer que un croquis es el antecedente de un render o que ambos poseen características similares, pero son más diferentes de lo que crees.

Vivimos en un mundo completamente diferente al de los dibujos a mano alzada de Frank Lloyd Wright, al de los planos dibujados sobre restirador con regla T y estilógrafo. No hay duda de que cada día la computadora y los programas digitales remplazan a los lápices y a las hojas blancas. Incluso hemos vivido los últimos meses lo que la inteligencia artificial es capaz de crear y va desde el proyecto arquitectónico más simple hasta un render completo en cuestión de minutos.

Siempre tenemos la comparación y la duda sobre lo que es mejor o peor para la representación arquitectónica y sobre todo, cuando las herramientas tecnológicas están casi al alcance de todos. Bien, aquí te damos algunos pros y contras de dos de las representaciones arquitectónicas más comunes de la actualidad: los renders y los croquis.

Un croquis y un render son realmente diferentes.

¿Qué es un croquis y qué es un render?

Los croquis o sketches son dibujos de algún diseño que se hace a ojo sin valerse de ningún elemento de precisión. Esto quiere decir que la pluma o lápiz a través de tu mano es la creadora completa del resultado final. Hay muchos tipos de croquis, por ejemplo con lápiz, carboncillo, tinta, colores o plumones, entre otros, pero digamos que es una representación mucho más artística y libre.

Los renders, por su parte, no tienen una definición como tal, ya que es una palabra en inglés que se podría traducir como retratar o representar. Son imágenes digitales que se generan en computadora con programas especializados para obtener un resultado, generalmente, fotorrealista.

¿Cuáles son las diferencias entre croquis y render?

Empecemos con el tiempo, ya que es un punto muy importante. Los croquis, generalmente, son trazos que se hacen en minutos para tener la idea principal. Son de gran ayuda para resolver dudas que nacen de un momento a otro durante el proceso de creación; además, son esenciales para transmitir una idea de manera muy rápida. Cabe señalar, que hay algunos que pueden tardar días en terminarse por completo, pero son, por lo general sencillos.

Por otro lado, los renders tienen un tiempo de elaboración más largo. Un arquitecto puede tardar de días a semanas en hacerlo, ya que el proceso es más complejo. Hay que generar un modelo 3D para que, posteriormente, en el programa en el que se vaya a trabajar pueda generar la escena, corregir la iluminación, dar detalle a los materiales, trabajar con las reflexiones, etc. Posteriormente, dependiendo la calidad del render, se necesita una o varias horas de renderizado. Incluso, es necesario hacer una postproducción de estas imágenes.

En pocas palabras, un croquis es sólo la idea del diseño, mientras que un render es la representación digital.

Persona haciendo un plano arquitectónico.
Un croquis no existe sin un render y al revés.

Otro elemento a considerar es la cantidad de herramientas necesarias para hacerlosPara el croquis se necesita papel y lápiz, nada más. Aunque nunca sobra alguna regla o las referencias visuales.

Los renders necesitan equipo digital para poder realizarse, como una tablet, una laptop o una computadora. De ellos depende la velocidad del renderizado, así como del soporte del programa, ya que existen muchos tipos con variaciones en complejidad y costos.

Otro factor a considerar y que marca la diferencia entre un croquis y un render es el talento. Hay
creativos que prefieren el dibujo a mano alzada, es decir, los croquis, además de que les son más funcionales en el proceso. No obstante, otros tienen más aptitudes para el manejo de programas digitales. Ahora bien, el resultado es proporcional al tiempo que se le dedique y a la facilidad del trabajo de quien lo realiza.

¿Qué se acomoda más a tu proceso, un croquis o un render?

Sin embargo, el tema más controversial es sobre qué técnica es mejor, y es que pensamos que la respuesta está limitada a escoger entre hacer un croquis o hacer un render. En realidad, desde mi punto de vista, la respuesta es que los dos son esenciales y se complementan entre sí, todo depende del propósito y del momento en el que se presentan.

El croquis es fundamental para atrapar a un cliente con las primeras ideas, así éste conoce el trabajo, el objetivo y ve el avance. Un render es necesario para convencer a un inversionista de poner capital en un proyecto. Adicionalmente, un croquis es más útil dentro de la obra para resolver detalles al momento, mientras que un render da la idea del proyecto completo.

Así que la respuesta de qué es mejor, un croquis o un render está en lo que se necesita en diversos momentos. No hay render sin croquis, y tampoco sería suficiente un croquis sin render. Son complementos que un arquitecto debe hacer y que le sean útiles para plasmar de mejor manera en 2D aquel proyecto que en su cabeza, ya está en 3D.

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720