14 abril, 2024

Adéntrate en esta casa de campo en Valle de Bravo

Diseñada por Santana Arquitectura, esta casa acogedora de 540 metros cuadrados fue inspirada en el entorno.

En el corazón de Acatitlán, Valle de Bravo, en el Estado de México, esta vivienda de 540 metros cuadrados y tres dormitorios está rodeada de árboles y praderas verdes, además de situarse cerca de un río. Aunque el acceso es montañoso, el terreno es plano y de gran tamaño ya que se extiende en una superficie de mil 800 metros cuadrados. Los dueños (jóvenes mexicanos que trabajan en el sector inmobiliario) acudieron al equipo de Santana Arquitectura.

“Era importante incluir áreas que en esencia son rutinarias pero en su forma salen de lo común. La cocina, los jardines, la terraza, la sala, el jacuzzi y las habitaciones conviven con el paisaje y los atardeceres que nos regala la vista hacia las montañas”, comentaron los arquitectos.

comedor exterior en casa en Valle de Bravo

Los ventanales de doble altura con marimbas de madera dejan entrar mucha luz natural y contribuyen a crear una atmósfera acogedora. Con su pérgola que alberga un bar y un horno de pizza, la terraza cuenta con puertas corredizas que se ocultan para poder incorporar el área social exterior con la sala-comedor principal en el interior.

Es un estilo arquitectónico que denominamos como moderno-atemporal, ya que en él podemos observar estructuras de acero que le dan amplitud al proyecto”, dijo el equipo de Santana Arquitectura. Los techos de madera de doble altura, el trabajo de labrado especial de piedra en los espacios importantes de la vivienda que aportan texturas únicas al proyecto, los pisos de madera y de mármol que proporcionan calidez, así como la iluminación que aporta vida caracterizan este proyecto.

Recmara en casa en Valle de Bravo
Esta casa situada en Valle de Bravo reúne tres dormitorios.

“Tomamos nuestra inspiración del entorno y de cómo la piedra se integra de manera perfecta con el bosque. A partir de ahí, la forma de la casa se adaptó al espacio y a las necesidades del cliente. Era de suma importancia integrar los espacios dinámicos y hacer que cada uno de ellos conviva de manera diferente con el bosque y las vistas que el monte ofrece”, explicaron los miembros de Santana Arquitectura.

El paisajismo de Pedro Sánchez y el interiorismo de Casa Manali destacan también por la sensación natural que desprenden. Los tonos neutros propios de la madera, de la piedra y del mármol se combinan con textiles verdes que hacen referencia a los árboles.

La armonía visual es total tanto entre las líneas arquitectónicas, el mobiliario y la planta, como entre la casa y el paisaje.


En Valle de Bravo nos adentramos en esta casa de campo

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES





CONTÁCTANOS

Email: publicidad@dipromin.com

M. 955 059 720